La encimera

Visto que no valía con limpiar me hice con una lijadora pequeña y manos a la obra.

En cuanto a materiales, cera en lata, lana de acero 00000 y pintura en espray.

Como siempre las prisas no son buenas consejeras, y en mi afán de terminar antes de que empiece a llover me compré la pintura a ojo demasiado clara. Además la boquilla era una castaña. Si lo sé me encargo un Montana online.

Primero usé la lana para volver a limpiar el mueble, y la verdad es que se notó. Luego lijé bien toda la encimera.

Y por último, aunque los surcos eran grandes, pinté directamente. El resultado no ha sido malo. Lo único el color, pero no hay mal que por bien no venga. Así no tengo que pintar el banco y queda más luminoso.

DATE: 15/10/2016

Client: a

Tagged under: cera, pintura, lijado

Visit Project